"Quiero jugar hasta el final"

La anorgasmia es la dificultad o incapacidad para la mujer de alcanzar el orgasmo. En ocasiones, puede ir acompañado de dificultades  para la excitación sexual.

Algunas mujeres son capaces de conseguir el orgasmo en determinadas circunstancias, como con la masturbación, pero no en otras situaciones, como en las relaciones con penetración. Otras mujeres no logran nunca alcanzar el orgasmo.

En ocasiones, empeñarse en alcanzar el orgasmo produce el efecto contrario al deseado, y el resultado es que la presión hace que se aleje aún más. Es importante tener en cuenta la actitud de la pareja respecto a esta dificultad , pues puede influir en el mantenimiento de la misma.

Para intervenir de una forma adecuada, es imprescindible realizar una evaluación específica y detallada de cada caso, analizar las causas que lo motivan y, de esta forma, llevar a cabo un tratamiento adaptado a las circunstancias.