"Estoy aprendiendo a amar mejor"

La sexualidad es un campo de crecimiento personal, y también de placer, juego y diversión. No hay que esperar a que surjan los problemas para que las relaciones sexuales sean atendidas de una forma adecuada.

El trabajo en el coaching sexual consiste en ayudar a las personas a mejorar y enriquecer su vida sexual. Se les brindan herramientas y técnicas para que el juego del encuentro con el otro sea más satisfactorio.

El coaching sexual puede realizarse de forma individual o en pareja, cuando hay un interés común en la búsqueda del crecimiento erótico. Se suele trabajar sobre temas de seducción, se aprenden nuevas formas de dar y de recibir placer, y se adquiere confianza en el juego del sexo y el amor.

En cada caso, es imprescindible realizar una evaluación específica y, a partir de esta, llevar a cabo la intervención más adecuada para lograr los objetivos que nos marquemos juntos.