"queremos llegar a un acuerdo"

La mediación es un proceso cooperativo de resolución de conflictos. La finalidad es que las partes encuentren una solución con ayuda de una tercera parte neutral, el mediador, que dirige las sesiones y facilita el diálogo. 

A veces, en las relaciones de pareja, a épocas de convivencia satisfactoria, suceden otras  épocas de deterioro de la convivencia, causadas por diferentes motivos, y que pueden terminar en conflictos debido a la incompatibilidad de intereses.

En diversas ocasiones, podemos observar cómo los miembros de estas parejas tratan de recomponer el vínculo quebrado utilizando los mismo métodos que les fueron válidos en el pasado, sin darse cuenta de que, cuando las relaciones afectivas ya no son satisfactorias, la evolución personal de cada uno viene discurriendo, desde hace un tiempo, por caminos distintos.

A través de la mediación, no se pretende forzar la reconciliación de las partes, ni la recuperación de la misma relación que había en el pasado. Se trata de mirar al futuro, asumir responsabilidades y construir una nueva forma de relacionarse, basada en la cooperación y el diálogo, que satisfaga las nuevas necesidades de ambas partes.