"Quiero abrirme a jugar"

El vaginismo es una contracción vaginal involuntaria, que causa dolor durante penetración o completa inhabilidad para tener coito.

Algunas mujeres padecen un vaginismo global, lo que impide la introducción de cualquier objeto en la vagina, como tampones, dedos o espéculum ginecológico. Otras viven episodios de vaginismo exclusivamente en los intentos de penetración durante las relaciones sexuales.

Esta dificultad es relativamente frecuente entre las mujeres y su tratamiento, desde una aproximación sexológica, es muy eficaz.

En cada caso, es imprescindible realizar una evaluación específica y detallada de las circunstancias para, así, poder llevar a cabo el tratamiento más adecuado.